lunes, mayo 31, 2004



...uno de esos días... 


Hoy es uno de esos días en que el que suscribe preferiría ser mudo, o en su defecto inexistente. Es uno de esos días en que la comunicación patina: palabras que uno proncuncia con toda la buena intención (coñe, incluso pretendía que fueran alabanzas) son entendidas como insultos o ataques. Me ha pasado nada más abrir los ojos, una vez más según avanzaba la mañana, y me acaba de pasar ahora en una conversación con compañeros de trabajo. Ante malentendidos así me siento indefenso. El famoso paradigma comunicativo de Shannon y Weaver no incluía, que yo recuerde, el mal rollito. Pero debería.
A lo que íbamos. El hecho de encontrarme en este bad hair day (esto va para compensar el preocupante afrancesamiento de este diario) ha tenido para mí al menos dos consecuencias:

1.- Esta tarde iba a preguntar en las alturas por determinado proyecto que nos tiene sin noticias desde hace demasiado tiempo. Pues bien, no pregunto. Seguro que hoy me explico mal y parece que reclame algo o que merezco el despido inmediato. Mejor mañana.

2.- No sé si es prudente contar esto en un día como hoy, así que lo haré con mucho cuidado. Ayer me crucé con una persona a la que deseaba ver en persona desde hacía mucho tiempo. Es una de esas personas a las que lees habitualmente, de las que oyes hablar por este lado y por el otro y el de más allá, de las que oyes contar historias sin fin. Me habían descrito incluso el blanco de sus ojos, literalmente: es, sin duda, la más rutilante estrella del bitacorismo local.
Y bueno, no era en absoluto como me esperaba. No quiero decir que me decepcionara (¿veis? de ahí mi miedo por decir esto hoy precisamente), sino que, en contra de lo que habia oído decir, no tenía halo alguno, ni aura magnética, ni cierto sensual embrujo, ni misterio. Ante mis ojos, no era más que una persona joven, de aspecto habitual como sus textos y, en fin, su vida. La culpa, por supuesto, no era de esta persona, sino de mi imaginación y mi deformación de lector, que había convertido en personaje a la persona.

Reconozco que unas cuantas veces he estado en el otro bando. Sé lo que es que una chica me diga "ay, ¿tú eres Mababo? Vaya, a los que habláis por la radio siempre os imaginamos tan altos y tan guapos y mira..."

Imagino que hay días, como hoy, en que no se dicen las cosas exactamente como se quieren decir.

Mababo Fritz
PD. Lo del afrancesamiento del diario es broma (en otro día no lo hubiera aclarado; hoy sí).


:: :: ::

viernes, mayo 28, 2004



La columna vertebral de ÁLEX 


¡Nuevo documento gráfica alrededor de nuestra verdadera protagonista!. No, esta vez no me refiero a la guionista, sino... a ÁLEX, la chica anteriormente conocida como Zigotín, aquella que se oculta bajo la creciente barrigota de nuestra compañera.

Como sabéis, el martes la guionista se sometió a la famosa prueba Doppler, sistema que hace fotos tecnológicamente mejores que las ecografías. Tanto, que la guionista esperaba que con esta prueba se le pudiera ver la cara a Zigotix con todo detalle. ¡Íbamos a saber hasta cómo tiene las pestañas, vamos! La culpa fue de una página de internet en la que las fotos hechas con el Doppler salen perfectas, perfectísimas, totalmente iluminadas; vamos, que nos hicieron creer que poco menos íbamos a tener ya las fotos de comunión de Álex, con su sonrisa y su traje de princesita (entiéndase que estamos en mayo).

Y bien, sí, bueno... aquí abajo os ponemos la foto de Álex que le dieron a la guionista. Que no es que esté mal, pero vaya, no se ve la cara ni los gestos ni nada de nada. Esto ha decepcionado un poco a la madre, que no estaba segura de querer publicarla ni nada (y he tenido que convencerla).

Pero de todas maneras... ¡la foto vale la pena! Primero porque a fin de cuentas es ella, acostada plácidamente como si estuviera en la playa, con su columna vertebral perfectamente formada y la mar de brillante al sol. Y segundo porque, si lo pensáis, es la primera foto que vemos de ella sabiendo que es ella, o sea, que es chica y se llama Álex.

Así que, señoras y señores, con todos ustedes, pido un gran aplauso para esta foto, que titulamos...

ÁLEX Y SU RELUCIENTE COLUMNA VERTEBRAL



:: :: ::


Agradecida y emocionada (Lina Morgan) 


Yo no tengo tanta facilidad de palabra como Otto, no lo voy a negar, pero sí tengo su misma fluidez a la hora de enrollarme (mis post pueden ser tan largos como el que más). Ahora bien, si el "enrolle" no va unido a algo con cierto sentido, y más aún, con el sentido del humor que caracteriza a mis queridos Mababos, entonces (y sólo entonces) me entra el "interruptus". Mis manos ya no escriben sino que transmiten a los "otros" (a vosotros, incluído Otto)la vomitera de lo que me ha pasado. Sin que en mi cerebro se cree una estructura interna de lo que quiero contar y cómo lo quiero contar. Es por eso que suelo ser corta (de entendederas, je)y escueta en lo narrado.
Que conste que esto no es una queja, es una evidencia. Porque, en realidad, me cuesta no ser tan directa en la vida real. Soy de las de "al pan pan y al vino vino", y por eso, también, creo que Zigotix (posteriormente llamada Álex) tendrá una gran riqueza cultural, con los escritos de todo el mundo que ha pasado por aquí.
Para mis Mababos y para el resto de gente que nos visita, quiero dejar constancia de un hecho verdadero (como el amor de la princesa prometida): la inmensa felicidad que me produce el regalo de un blog, como siglos antes me lo hubiera hecho la recopilación de cartas entre amigos, o de escritos sobre un tema que llena un mundo.
A todos los que llevais a cabo esta gran pericia intelectual, gracias mil.

P.D.: No es que Otto se enrolle, es que a él le gustan más los puntos y aparte. ;)


:: :: ::

jueves, mayo 27, 2004



Perdurar 


Ahora que en nuestro entorno bloguero parece que se impone cerrar las páginas, dejarlas en cuarentena o, en el mejor de los casos, plantearse la posibilidad de dejar de escribir; hace días que nosotros reflexionamos sobre la pervivencia de este diario.

En los comentarios de algunos lectores se ha planteado, medio en broma medio en serio, la posibilidad de que sigamos escribiendo más allá del nacimiento de Zigotix (a partir de ahora Álex, la niñanates conocida como Zigotix). Hay quien incluso pedía que sobreviviéramos hasta su jura de bandera. Ahora que sabemos que Zigotix es ella y se va a llamar Álex (la niña antes conocida como Zigotix) vemos alejarse un eventual ingreso en el ejército. No es imposible pero sí improbable.

Esas peticiones son las que nos han llevado a reflexionar sobre la conveninecia de alargar la vida de esta página. La guionista recordaba el otro día que nuestro objetivo al empezar a escribir era dejarlo cuando llegara Álex (la niña antes conocida como Zigotix) y probablemente así será. Todos estamos de acuerdo pero, aún así estuvimos dándole vueltas al tema. Básicamente porque nos asaltó un pensamiento rómantico a la par que sugestivo. Especulamos con la posibilidad de que la guionista, en secreto, fuese narrando la vida de su hija en esta página hasta que, llegado el momento, le revelase la existencia de la misma y le dijese :"hasta aquí he llegado yo, ahora te toca a tí seguir contando tu vida, si quieres".

La guionista admitió que la idea era muy sugestiva pero reconoció que le resultaría muy difícil, cuando no imposible, llevarla a cabo. Lo que sí le hace mucha ilusión es que su hija pueda leer todo lo que nosotros hemos ido escribiendo y lo que escribiremos hasta el momento del parto. Para ello tiene pensado apuntar la dirección de esta página en un lugar destacado de sus agendas. Cada año, cuando cambie de agenda, lo primero que hará será transcribir nuestra URL. De esta forma, cuando Álex (la niña antes conocida como Zigotix) tenga la edad suficiente para leernos, podrá desvelarle la existencia del diario de su gestación. Sin embargo, divangando sobre esta cuestión nos surgió una duda importante: ¿Es posible que internet guarde esta página a lo largo de los años a pesar de no actualizarse? En ese caso ¿Cómo lo hacemos? ¿Existen guardapáginas como existen guardamuebles?. Parece cuestión baladí pero no lo es, porque, de poder guardar las páginas y recuperarlas tal cual estaban cuando se dejaron de escribir, se abre un debate metafísico importante. El pasado existiría en toda su esencia en el mismo espacio, virtual sí, pero espacio al fin y al cabo, que el presente. Presente y pasado se simultanearían en Internet. Se podría actuar sobre el pasado desde el presente. Y no sigo porque ya lo he dicho alguna vez: la metafísica no es lo mío. Empiezo y a al minuto me dan vahídos. Esperemos que Fritz pueda responder a la parte más técnica de nuestras dudas y dejaremos que el futuro responda a la más trascendental.

Todos los títulos

Con el cambio de diseño, Blogger nos permite saber ahora cuántos posts contiene nuestra página. No sólo eso, también podemos ver de un sólo golpe los títulos de todos ellos. De cuando en cuando, me gusta abrir esa página y leerlos todos de un tirón. Es muy evocador. Voy poco poco, acariciándolos con el cursor, sin abrirlos, sin leer lo que hay en ellos. Todavía no tengo una opinión formada sobre si los títulos, leídos uno detrás de otro, permiten entender el contenido de nuestra página. Lo que sí tengo claro es que me impresiona la cantidad de texto que llevamos acumulado. Me reconfortan los recuerdos que me traen.

Mababo, Otto, como siempre, incapaz de ser escueto.


:: :: ::

miércoles, mayo 26, 2004



Cambiando... 


Ah, sí, ayer fue un día lleno de agitación. Por una parte, supimos que íbamos a tener una niña (la guionista como hija, los Mababos como sobrina). No sabéis lo contenta que está la guionista con tantas felicitaciones. Y por otra...

Por otra, y ésta es la noticia a que me refería en los comentarios del post de ayer, nos han roto el grupo, nos han separado. Uno de los Mababos, Otto, ha sido destinado a otro programa de manera, suponemos y esperamos, temporal. Así que aquí nos hemos quedado la guionista y yo, en esta redacción, y allá, en el otro edificio, estará Otto todas las mañanas.
Decía Otto ayer, como hubiéramos dicho todos, que no viene mal un cambio de aires de vez en cuando, y más cuando es temporal. Además, su nuevo destino es un programa divertido de escribir (quizá más que éste, que ya es decir). Lo que no está tan claro es cuándo volverá Otto, porque con las vacaciones acechando de cerca no tendría nada de raro que no volviéramos a juntarnos hasta otoño. Sinceramente, yo espero que no, y que Otto esté pronto por aquí.

Es una de las peores cosas de este trabajo: de un día para otro, estás en otro lugar haciendo otra cosa. Los famosos equipos de que tanto presumen en vuestras pantallas gente como Ana Rosa o María Teresa no son más que grupos de inestables temporeros malpagados.

Ah, olvidaba decir que los fans que tiene Otto (él es el único de aquí que tiene fans declarados) pueden respirar tranquilos: Otto escribirá en este vuestro diario desde su nuevo puesto. Y además nos visitará con frecuencia, y comerá con nosotros, y nos echará de menos tanto como nosotros a él.

Por lo demás, yo he entregado un guión hoy del que he quedado muy contento, por qué no decirlo también.

Mababo Fritz


:: :: ::

martes, mayo 25, 2004



Misterio resuelto 


Hace una hora que he vuelto del hospital, y ya lo sé todo!!!.
Deciros, antes de desvelar el máximo misterio (¿será niño, será niña?), que la ecografía en sí es una mierdecilla. A saber: es exactamente igual que las anteriores (nada de 3D ni de rasgos definidos ni "ná de ná"), vamos que se veía fatal. Aunque la ginecóloga le ha contado todos los deditos de las manos y de los pies (ya sabeis, eso que tanto nos preocupa a las futuras madres), y los tiene todos. Los 20.
Mide ya 19 cm desde la cabeza hasta el culete, y tiene unas piernas muy musculosas y largas. El fémur le mide casi 4 centímetros. Aunque el húmero le mide 3 y medio, así que por ahora, es más un mono (perdón, una mona), que otra cosa
Pues eso, ya lo sabeis, es UNA NIÑA, pero tranquilos que no vamos a poner la página rosa ni nada parecido.
También he pensado que me podría pasar lo mismo que a papá Mababo (ese que escribió un post hace mil años y que nunca más ha vuelto a escribir), y por mucho que te digan niña, al final sale niño. Pero por ahora lo dejaremos en femenino.
Ella, mi retoño, se llamará Álex, Alejandra, porque es un nombre muy bonito que tiene que ver con la familia más directa. Así que ya podeis tutearla, llamarla por su nombre y, pronto, verle la perfecta columna vertebral. Esa es la única eco que se podía ver bien. Es más, es la que la ginecóloga ha hecho porque, según ella "aquí es donde mejor se la ve".
La condenada no para de moverse, y ha sido un poco difícil medirle todo lo que se le tenía que medir.
Los resultados son "normales", y hasta el 8 de junio no vuelvo a ninguna visita médica.
Estamos muy contentos, me gusta tener una niña dentro, y me gustará más todavía verla fuera.
Le doy la razón a la madre de la guionista (o sea, mi madre), que desde que supo que estaba embrazada me miraba y decía, "es una xiqueta".
Soy la mujer más feliz de la tierra, y a su padre se le ha puesto una cara de bobo que...


:: :: ::

lunes, mayo 24, 2004



Mañana el gran día 


Antes de que Fritz llegue, vea que no he escrito nada y me regañe, deciros que mañana tengo la doppler. ¡Por fin!. es una ecografía de alta resolución, que si se ve como he indagado por internet, vais a flipar.
bueno, en realidad vamos a flipar los papás de la criatura, y por ende, los mababos que son los tíos directos. Ya podremos comunicarnos con Zigotix en femenino o masculino, ya le podremos contar los deditos de los pies y las manos, y podremos también ver (eso nosotros, los papis, que no sé si me darán copia de todo lo que me hagan)su carita, su cuerpecito y los órganos vitales.
espero que todo vaya bien, y mañana venir muy contenta y contároslo.
hasta mañana :)


:: :: ::

jueves, mayo 20, 2004



De cómo guionistaembarazada cambió nuestras vidas 


Parece díficil de creer pero, desde su creación hace cuatro meses, esta página ha introducido importantes cambios en nuestras vidas. Es obvio que la que más ha cambiado es la de la guionista. Ella ahora está mucho más gorda. Fritz también ha experimentado cambios evidentes. Dentro de nada lucirá una hermosísima, novísima y resistentísima dentadura. Bien mirado ninguno de estos cambios tiene que ver directamente con la influencia que ha ejercido esta página sobre las vidas de Fritz y la Guionista.Y mucho menos sobre la mia.

Sin embargo hay otros cambios que sí se deben a la irrupción del Diario en nuestras vidas. Nada tienen que ver estas alteraciones con nuestra apariencia física. Más bien afectan al orden de las costumbres. A nuestras rutinas cotidianas.

En concreto: Antes de que este diario existiera, lo primero que yo hacía al llegar al trabajo era abrir mis cuentas de correo para, acto seguido, dedicarme a la lectura de la prensa electrónica. Eso ya no es así, ni volverá a serlo mientras exista esta página. Porque ahora lo primero que hago, tras encender el ordenador, es precipitarme sobre nuestra página para ver si alguien comentó algo durante la noche. Después, paso a leer mis blogs favoritos y si me queda tiempo antes de empezar a trabajar, me miro la prensa y el correo.

Esta obsesión tenía que traer consecuencias, evidentemente. Tanto es así que no puedo evitar escuchar lo que dicen la guionista y Fritz como si en lugar de vivencias reales fuesen material que ellos me brindan única y exclusivamente para que yo lo traslade a un post. No sé si me he exoplicado bien, pero viene a ser algo así: la guionista cuenta algo que le ha ocurrido fuera del trabajo y yo en lugar de escucharla atentamente y evaluar las consecuencias que el suceso puede tener para su vida, estoy pensando para mis adentros: "Esto lo tengo que contar en un post". Si estoy perezoso, además de pensar lo que pienso para mis adentros, digo para mis afueras, "guionista, eso lo tienes que escribir en un post". Ella casi siempre accede y yo me ahorro el trabajo de redactar.

Otra consecuencia es que, este diario se ha convertido en el primer tema de conversación con todo aquel con el que tengo oportunidad de conversar. Cuando digo que es el primero,no me refiero a su posición jerárquica. No es que sea el más importante sino que es el primero que saco. Como no sé si me explico,pondré otro ejemplo: me encuentro a un amigo por la calle, él dice "hola", yo digo "hola, ¿Sabes que escribo un blog?" Ahora se me entiende mejor. ¿Verdad? El caso es que como, seguramente, mi amigo no tiene ni puta idea de que es un blog, paso a explicarle que demonios es y, al cabo de un cuarto de hora, nos despedimos y seguimos nuestros caminos con la sensación, ciertamente falsa, de haber estado conversando animadamente. Por cierto, nunca olvido apuntar a mi amigo la dirección de esta página y retarlo a adivinar bajo qué seudónimo escribo en ella.

Creo que estas mutaciones vitales, las compartimos los tres autores de este diario. Lo que si compartimos es la costumbre de hacer "ping". Quienes visiten habitualmente Bitácoras punto com, sabrán que aquellos que tienen blogs en ella, cuando añaden información nueva en sus página, hacen "ping" para que los lectores de Bitácoras sepan que hay noticias nuevas y acudan a esos blogs. Nosotros lo hacemos cada vez que añadimos un post. Entonces alguien pregunta: "¿has hecho ping?" Y fritz, que es quien sabe de estas cosas, acude a bitácoras y hace "ping".

Pues bien, la expresión "hacer ping" ha saltado de la red a nuestra vida real de forma que, cada vez que acabamos un guión hacemos "ping". ¿Qué demonios quiere decir eso? Muy sencillo: pegada en la puerta de un armario, a nuestras espaldas, tenemos la lista de los guiones que tenemos que escribir es las próximas semanas. Cada vez que uno de nostros completa uno de esos guiones, lo subraya con rotulador fosforescente para que el resto del equipo sepa que está acabado y listo para grabar. esta operación nunca había tenido un nombre pero, desde que existe esta página, se llama "hacer ping". Nos gusta hacer "ping", Nos gusta como suena "ping". Es sonoro y rotundo y nos llena de felicidad. Como le gusta que diga a uno de nuestro(a)s fans: Cronopios que somos.

Vuelvo a hacer cierta la afirmación de miscompañeros de que escribo poco pero que, cuando escribo, redacto unos post larguísimos. Ya se sabe que lo mío no es ser breve. De hecho me queda información para tres párrafos más, al menos.

Trataré de resumir: Hoy queria hablar de algo que ha dicho esta tarde la guionista al volver de los lavabos. Seguramente se ha visto reflejada en el espejo de medio lado y cuando ha vuelto a entrar en la redacción lucía una sonrisa de beatitud que le cruzaba la cara de parte a parte. Ha llegado hasta nosotros, Fritz y yo, y ha dicho: "Je se me están poniendo unas caderas así". mientras lo decía, describía una abultada curva con sendas manos desde sus riñones hasta sus nalgas la tiempo que se bamboleaba rítmicamente. "Esteatopígicas", he puntualizado yo. "Esteatopígicas" ha concedido ella y ha añadido: "como una negra, así luego podré llevar apoyado ahí a mi niño y correr tranquilamente". He tratado de ser lo más fiel posible a sus palabras pero cito de memoria. Hago esta aclaración por si alguna mente enferma ve algún asomo de racismo en esta última parte del post. Espero que no sea así, porque no estaba en nuestras mentes. Confío que en las vuestras tampoco.

Lo dijo Otto, al dia siguiente de caerse de su moto.


:: :: ::

miércoles, mayo 19, 2004



M.I.B o Movimiento Interior Bruto 


Lo noto. O la noto. Todavía no sé con qué sexo definirlo-a, pero el caso es que noto sus movimientos. ¡Y el condenado se mueve un montón!. Son como pequeñas olas en el interior...
Ya sé, queda incluso un poco moñas así leído, pero eso es lo que es.
También podría definirlo como pedos que no terminan de salir, pero eso es sólo una defición que sirve para las primeras veces que notas a Zigotix. Luego, cuando ya tienes identificados los movimientos, te das cuenta que no tienen nada que ver con los intestinos, es como...como...
A ver si puedo definirlo: es como un rodillo suave que te pasa por el abdomen debajo del agua.
ya está, lo he dicho, y suena tan terrenal y tan poco amoroso que más bien parece la sesión de un masajista gordito y japonés (no sé porqué ni lo de gordito ni lo de japonés, la verdad) que te cobra 20 Euros.
Por cierto, fui a un japonés que no era gordito (pero sí japonés) que me recomendó Otto (que es un sibarita) y me dio un masaje shiatsu que todavía se me cae la baba.
Aunque la baba la que se me cae cuando me voy a la cama cada noche, pero eso bien merece otro post en otro día.
Por ahora me quedo con los movimientos de mi zigotix.


:: :: ::

martes, mayo 18, 2004



¡Se soltó la correa que amarraba al burro! 


Si no recuerdo mal, ya explicamos una vez que cuando en esta redacción hablamos de blogs, a veces nos cuesta recordar que se trata de gente de verdad. Llamadlo deformación profesional o puro realismo, pero cuando alguien coloca su vida en un diario público es inútil por su parte resistirse a ser entendido (y tratado) como un personaje más que una persona. Nosotros lo entendemos, vosotros lo entendéis: nadie se engaña. Por eso muchas veces seguíamos con pasión futbolística los escarceos amorosos entre algunos de nuestros blogs habituales, y por eso no tuvimos inconveniente en confesar hace unas semanas que alguno de los links que veis a la izquierda en la sección blogs no estaba precisamente porque nos cayera bien su protagonista. Lo cual no quiere decir que no disfrutáramos con su lectura. Porque, como en el cine, a uno puede gustarle la película por el héroe o por el malvado, ¿verdad?

Viene esto a cuento de que precisamente ella, sin duda el personaje que más nos ha exaltado de la historia de los blogs, la del burro, ha encontrado novio. Y por ello, cumplido según parece su objetivo en la vida, ha decidido despedirse y cerrar el diario. Bueno, qué lástima, la echaremos de menos. A fin de cuentas, ella ha sido la culpable de incontables buenos ratos, de impagables momentos de hermanamiento guionistil. Imaginadnos a todos nosotros juntos, gritando a la pantalla cosas como "suicídate, suicídate ya!!", "¿Dónde queda la dignidad de la mujer?" (estas cosas feministas las decía más la guionista), "¡¡Eres mala, eres mala Muriel!!", o "¿pero a ti cómo va a aguantarte alguien?", todo esto después de leer su post diario, cual Ignatius Reilly ante programa televisivo infantil. Sí, sí, igual de catárquico. ¡Tú has sido nuestra Némesis, amiga Burro! ¡Ha sido muy divertido leerte, amiga Burro!

Te echaremos de menos, amiga Burro. Te pedimos perdón si te ha molestado algo que hemos dicho y quitamos tu enlace (porque además no olvidamos que te gusta amenazarnos, y con esto saldamos cuentas).
Y te deseamos tanta felicidad en tu vida real como tú nos proporcionaste a nosotros en tu vida literaria.

Mababo (todos)


:: :: ::


Mareos y otras cosas. 


Varias veces en esta vida la comida china me ha sentado como una auténtica bomba al estómago. Ayer fue otro de esos días, pero con un poco más de espectáculo.
Después de disfrutar de una sobremesa tranquila, con charla, cafés, tés de jazmín, etc, me empecé a sentir un poco mareada. Para no llamar demasiado la atención, al empezar a sentirme mal, fui al baño y me mojé la cara. Como en casi todos los restaurantes de esta ciudad, los únicos secamanos que existen son los eléctricos, y dado mi estado de obnuvilación, no me apetecía meter la cara debajo del chorro de agua caliente. Pensé que cualquier embarazada siente a estas alturas ciertos calores primaverales (tooooodo el mundo me dice que voy a pasar mucho calor, que menudo verano me espera...por ahora, la verdad, no siento nada).
En fin, que salí con la cara completamente mojada porque, es cierto, una embarazada puede hacer muchas cosas que a la gente normal no les son permitidas. Mis compañeros de mesa (no lo voy a negar) me empezaron a mirar con cara rarita, pero no dijeron nada (supongo que por el punto anteriormente expuesto, ese de que una embarazada hace lo que le da la gana). Y seguimos con la charla.
hasta que...
Guionista: Chicos, creo que voy a salir a la calle, me estoy mareando un poco.
Y todos ellos, al unísono (bueno, eran tres, tampoco creais que tengo tantos amigos), se levantaron de la mesa y me acompañaron.
Mis amigos: vamos contigo. Así si te caes te cogemos (ellos es que son así de bonicos, y no sólo me cogen a mí, sino que todo lo que voy dejando abandonado antes de desmayarme, también lo van recogiendo...pero no adelantemos acontecimientos).
Yo soy una persona sensible, o por lo menos eso intento. pero de esa sensibilidad, por ejemplo, que a veces te gustaría no tener. Si me cuentan una operación, yo me desmayo. Si me sacan sangre me tengo que tumbar en la camilla antes de que empiecen, para ahorrarles el mal trago a los enfermeros-as.
Y dado mi alto grado de "sensibilidad", he desarrollado la "respiración sensible", esa que te permite marearte pero controlar que no llegue al desmayo y la pérdida de conocimiento total. Eso se consigue tumbándote, estés donde estés, y dejar pasar cierto tiempo. La visión deja de ser de túnel (dile que se aleje de la luz, Caroline) y los pitidos constantes de los oídos empiezan a desaparecer. A partir de ahí empieza la segunda fase.
La vomitona.
Después de la segunda fase, y de dejar absortos a los demás, que cada 30 segundos te preguntan ¿estás mejor?, ¿estás mejor?, el ave fénix (es decir, yo, en este caso), renace de entre sus propios desperdicios con cara de "más allá", y puede seguir con la vida normal.
Como si no hubiera pasado nada.
Mis amigos me siguen preguntando cómo estoy, incrédulos de que me encuentre perfectamente. pero es así. Y además, en un estudio realizado en la Universidada de Wichitta (con edades comprendidas entre los 16 y los 36 años, entre la que me encuentro) demuestran que después de vomitar, uno se siente muchísimo mejor. Siempre que, según Wichitaa, uno no tenga resaca y no haya ingerido alucinógenos.
Ya veis, mi segundo mareo y mi segunda vomitona. para 5 meses no está nada mal. y queda demostrada una cosa: la guionista, para marearse y vomitar, necesita de un público que la acoja entre su seno (por si se cae no partirse los dientes)

P.D: Hoy es el cumple de mi madre, así que desde aquí le envío una felicitación a la abuela de Zigotix. Ella, por supuesto, no lo leerá (creo que mi madre ni siquiera sabe lo que es internet, y a los ordenadores los llama "els bocoixos eixos" -lo siento, no tengo traducción posible), pero que quede en el éter cibernético. Mami, feliz cumpleaños, guapa!!!. :)


:: :: ::

viernes, mayo 14, 2004



Esto se lía 


Entre unas cosas y otras, esto se lía. Los que ayer Otto bautizaba como realquilados están empezando a hacer uso y disfrute de su nuevo espacio vital (ése que antes era nuestro). Y lo hacen con la algarabía de quien sólo está a dos semanas de salir al aire y tiene la casa por barrer: a grito pelao. Esto significa que nuestro empequeñecido lugar de trabajo, antaño más o menos tranquilo y pacífico (como corresponde a un sitio donde hay que estrujarse la cabeza hasta que salgan ideas medianamente decentes), es ahora, durante algunas horas de la mañana, una especie de mercadillo de pueblo, una especie de Bolsa de NY, una especie de lo que sea pero CON TODO EL MUNDO GRITANDO A LA VEZ. Ha sido terrorífico. No sabemos si esto va a pasar todos los días (seguro que no, porque con el tiempo todo el mundo se serena), pero ha dado un poco de miedo. Ay, la que nos espera.

Por lo demás, la barriga de la guionista sigue creciendo. Crece tanto como se reducen nuestro espacio de trabajo y sus ganas de escribir. Así que, para variar, es a mí a quien le toca desearos a todos un buen fin de semana, mientras os dejo estos pensamientos:

-¿De verdad a alguien le interesa el festival de eurovisión de mañana?
-¿Por qué ya nadie nos deja comentarios? :)
-¿Qué pasó con la línea 2 del metro de Valencia? (¡Enigma máximo! Mirad donde dice "Plano red de metro" y buscadla!)
-¿Por qué Nacho Cano no reconoce que su sinfonía para la boda se parece mucho a "Lir" de Wim Mertens? ¿Y por qué, de todas maneras, es tan horrorosa?
-Y ya que estamos con los plagios, ¿por qué los indies del mundo no reconocen de una vez que "Segundo Premio" de Los Planetas, que fue single y todo, es la misma canción que "Promesses" de Etienne Daho?


:: :: ::

jueves, mayo 13, 2004



realquilados 


Acabo de darme cuenta de que ya llevamos 98 posts escritos en este diario y, tengo que darles la razón a mis coescritores, cada vez hay menos míos. No es tan extraño, al principio era yo quién contaba los pequeños detalles del embarazo que la guionista no quería contar. Ahora que ella ha alcanzado lo que podríamos denominar "velocidad de crucero", ya no es necesario que yo escriba tan a menudo. El problema es que, si no hablo de la guionista, sólo sé hablar de mi mismo y no creo que éste sea el lugar para hacerlo. Digamos que la guionista escribe unos posts perfectos sobre si misma y que Fritz está rozando el vistuosismo en lo que se refiere al género costumbrista. ¿Qué me queda pues a mí?¿La metafísica quizá? Podría ser, pero hay dos problemillas que me impiden abordar el tema. En primer lugar, creo que este tampoco es el lugar para ello (¿Qué pensaria Zigotix cuando leyera esto dentro de unos años?)y, en segundo lugar, porque mis conocimientos de metafísica podrian calificarse de "anecdóticos".

En cualquier caso, hoy haré un post costumbrista. En breve comienza un nuevo programa en nuestra cadena. Es diario, en directo y de más de una hora de duración. Eso se traduce en una plantilla muy numerosa y ruidosa. Hoy mismo, los nuevos redactores, productores y realizadores han empezado a instalarse. Desde buena mañana, ha sido un continuo ir y venir de mesas armarios, guionistas y otros muebles que han ido tomando posesión de sus puestos. El problema es que sus nuevos puestos están justo donde estaban nuestros viejos puestos, de forma que, donde antes difícilmente cohabitábamos 17 personas, ahora nos hacinamos 34. Seguramente el roce hace le cariño pero yo no puedo dejar de pensar en esas casonas de La Habana Vieja en las que, donde antes vivía una familia de indianos, ahora viven 15 de aguerridos revolucionarios. Me vienen también imágenes del cine italiano de los años 50, con esos palacios romanos llenos de ropa tendida, niños chillones y Totó. En fin, es como si hubiésemos acogido a varias familias de realquilados con derecho a cocina. No tiene por qué ser necesariamente malo, parecen gente maja, pero está claro que la tranquilidad se va a tomar por saco (perdón zigotix). Si ya resultaba, me resultaba, difícil concentrarse (me), ahora va a ser (me va a ser) imposible.

Por cierto, hoy hemos hecho una reflexión muy interesante sobre la ubicación de nuestro puesto de trabajo. En algún momento, creo que hemos comentado que el programa está ubicado en un gran módulo prefabricado que compartimos con otra media docena de programas. Todos ellos tiene las mesas orientadas en dirección norte-sur, salvo el nuestro que las tiene sobre el eje este-oeste. Tods estos programas han sufrido alteraciones, en mayor o menor medida, cuando no desapariciones fulminantes a lo largo de las últimas temporadas. Todos menos el nuestro que, milagrosamente, ha capeado todo tipo de temporales (crucemos los dedos para que siga haciéndolo in secula seculorum). Después de reflexionar sobre estas dos circunstancias, hemos llegado a la conclusión de que todo se debe al "Fesulín". Hablamos de esa disciplina milenaria, originaria de extremo oriente, que se centra en la ubicación y distribución de los espacios ocupados por el hombre y la relación de las mismas con los flujos de energía telúrica. Según la guionista, que está muy versada en la materia, nuestra ubicación es óptima. Y mejora gracias a la ristra de campanitas que tenemos colgada a nuestras espaldas, justo en el centro de una de estas corrientes de fuerza telúrica. Los más prosaícos diríamos que está colgada en medio de una poderosa corriente de aire que se genera cuando se abren simultáneamente las dos puertas enfrentadas con que cuenta el módulo. De lo que no hay duda es que la ristra de campanitas nos alegra diariamente con su simpático tintineo. Evidentemente, el "Fesulín" es Feng shui pero a nosotros nos gusta llamarlo así. Cronopios que somos.

Mababo, Otto


:: :: ::


La barriga está en expansión 


Es impresionante. No os creeríais lo que está creciendo la barriga de la guionista. El otro día, sólo hace una semana, os pusimos la foto; pues bien, ahora se ha hecho casi el doble de grande. Tendremos que sacarle otra. Ella, por su parte, lo lleva bien (fataría más). De hecho está la mar de entretenida con su segunda semana de terapia Fumafín. Mientras apunta cada cigarrillo que se fuma (recordad: deja de fumar el 2 de junio), ya está haciendo planes para sus vacaciones y su baja maternal. Dice que cuando dé a luz nos abandonará una larga temporada, larguísima, y nosotros nos ponemos tristes sólo de pensarlo. Claro que vete a saber qué será de este programa el año que viene... (de hecho no sabemos siquiera qué pasará después del verano).
Sí, amigos, así son las cosas en el maravilloso mundo de la televisión. Un día estás aquí, y el siguiente el público ha decidido no verte más (o tu jefe ha decidido no verte más) y... acabas en la calle. De un día para otro, literalmente. ¡Y eso que nosotros somos de los que estamos más o menos seguros! ¿Qué os parece? Ya os dijimos que en el mundo de la televisión no todo era tan glamouroso como parecía...

Mababo Fritz


:: :: ::

miércoles, mayo 12, 2004



Los latidos 


Ayer escuché por primera vez los latidos del corazón de mi hijo-a. Y resultó realmente "curioso" (por definirlo de alguna manera). Primero la comadrona me acercó el micrófono a la barriga, y encendió el altavoz. se oía como algo parecido al viento cuando aúlla entre barrancos. Y así estuvo, pasándome el tubo del micro por la pancha durante unos minutos. Era un sonido relajante, pero yo me cogía muy fuerte a la camilla con las manos y la miraba expectante. Estaba de todo menos relajada. De repente se oye como un caballo al galope tendido, lejano, y eso, ESO, son los latidos del corazón. 145-148 pulsaciones por minuto. Una barbaridad para alguien que no sea un zigoto, pero para él-ella, lo normal.
Salí tan contenta, por lo inesperado de escuchar el corazón, que me dio igual que Valencia estuviera colapsada por la gente futbolera. Sólo era capaz de reir y pensar en los latidos del corazón de mi hijo-a.
A nosotros nuestros latidos ya nos dejan indiferentes, porque estamos acostumbrados, y creo que nunca me he puesto tan contenta de escuchar unos.
Además, es la primera vez que llevo dos corazones en mi interior, y eso, lo creais o no, crea un "no sé qué" extraño que te hace sentirte feliz.
El día 25 voy a hacerme una "doppler", una ecografía de alta resolución. Todas las madres (y algunos padres) con los que hablo me han dicho que es alucinante, y que se ve todo, todo, todo, muy bien. hasta ese día no podremos colgar más ecografías, pero espero que esa me la den, y que se vea de maravilla.
Este es el último post con comments de blogger. No nos gustan demasiado, así que el fontanero volverá a meter mano por las tuberías del blog y los hará desaparecer (además de fontanero es un poco mago este Fritz)


Hay 3 comentarios Blogger

:: :: ::

martes, mayo 11, 2004



Martes 


Martes gris y lluvioso (menuda tormenta tenemos encima todo el día), y todo parece igual de gris y lluvioso por la redacción. La guionista tenía hoy clase de Fumafín, nada menos, y no ha podido escribir. Los Mababos, por nuestra parte, hemos estado escribiendo guioncitos y atendiendo a las explicaciones del informático de la casa sobre nuestros nuevos ordenadores, que nos pusieron ayer y nos amargaron la vida.

Estos ordenadores que nos han puesto son más potentes (varias decenas de veces más potentes) que las carracas que teníamos antes (era una vergüenza), y sobre todo llevan tarjeta de sonido. Es una mejora enorme. La parte negativa es que llevan Windows XP, y por supuesto sólo tenemos acceso de usuario, no de Administrador. Eso significa que no podemos instalar ni siquiera la barra Google, ni desinstalar nada, ni personalizar nada, ni cambiar la hora. Terrible. Hasta hemos tenido que llamar al informático para poder compartir las carpetas en las que nos entregamos los guiones terminados, etc. Nada funciona sin ellos. Ay, lo que daríamos por esa contraseña de administrador que convertiría este trasto en un ordenador útil...

¿Veis? Lo que os decía. ¿Es o no es un tema gris para un día gris? Para colmo ahora estaba probando el nuevo sistema de comentarios de Blogger (lo veis ahí abajo, hay dos maneras de comentar) y no me gusta nada, es lento y feo. Probadlo y a ver qué os parece. (Creo que nos quedaremos con Haloscan; mañana haremos cónclave y lo decidiremos).

Por lo demás, la barriga de la guionista sigue creciendo aunque ella no tenga ganas de contarlo. Dice que ayer escuchó el corazón del zigotín en un altavoz porque la comadrona "Julila" le iba pasando un micrófono por la barrigota. Bonito, ¿eh? Mañana nos lo contará con más detalle, así como sus experiencias anti-fumadoras.

Mababo Fritz


Hay 0 comentarios Blogger

:: :: ::

lunes, mayo 10, 2004



Campeones, campeones... 


Esas son las palabras que se escuchan en el día de hoy en mi ciudad. por todos los rincones, como la zarzamora pero sin los lloros. Y me produce cierta alegría, para qué negarlo, porque como Fritz (y aquí voy a descubrir un dato importantísimo), mi zigotix nacerá un año en el que el Valencia C.F. es campeón de liga.
¿Y qué?, puede que os pregunteis alguno de vosotros-as...pues nada. Puedo hacer varias cosas: hacer como que no pasa nada y esto no va conmigo (porque ir, ir, no va demasiado). recortar la prensa nacional y pegarla en el futuro álbum de recuerdos del 2004 (eso está en proyecto, pero me parece una buena idea). Hacerlo socio-a futbolero-a (eso casi que no, ya se apuntará cuando tenga edad y pensamiento propio). O, y como última opción, contárselo como cuento para que se duerma por las noches: "érase una vez un club de fútbol que ganó una liga el año que tu naciste...".
En fin, que éste debía ser un post que Fritz habría escrito mucho mejor que yo, porque él seguro que está bien contento (y mi chico tambíén) y aquí viene el corpus del post, lo que realmente interesa:
Los aficionados enrollados:
Haberlos, haylos, y son bastantes. Son seres especiales que juegan siempre con las causas perdidas (normalmente buenas personas de incógnito), que se alegran por su equipo sin ser energúmenos y que, además, no son plastas futboleros. Simplemente se ponen felices porque "otros", aunque hablen como si ellos también jugaran en los partidos, ganen una copa muy grande. Me alegro por ellos, porque se les pone carita de felices. tengo ganas de ver a Fritz esta tarde, cuando venga al curro. Sé que por lo bajini estará pensando todo el día: "campeones, campeones, oe, oe, oe..."



Hay 2 comentarios Blogger

:: :: ::

jueves, mayo 06, 2004



La barriga de la guionista 


Como ayer prometimos, a falta de fotos del zigoto en sí, ponemos fotos de su actual aspecto externo, es decir...

LA BARRIGA DE LA GUIONISTA EMBARAZADA



Foto tomada el 5 de mayo de 2004
¡Comentad, amiguitos, comentad!


:: :: ::


La historia nos contempla... 


A fin de cuentas (aunque a veces suponemos que se os olvida), nosotros somos guionistas de televisión. Y esta noche es importante, histórica, para el mundo de la caja tonta (será tonta cuando hacen otros los programas, digo yo). Me refiero a esto:



HOY TERMINA FRIENDS


Ahí lo tenéis: esta noche acaban la serie en EE.UU, con un especial de dos horas que en España veremos... dentro de unos añitos. Esta noche, los seis multi-millonarios se retirarán a sus mansiones y sus rehabilitaciones y sus cosas, y la cadena se queda preparando el spin-off con el personaje de Joey (que tendrá serie nueva para él solo). No tenemos ni idea de cómo va la temporada (ni lo queremos saber hasta que lo veamos), pero me juego algo a que el final tiene que ver con una boda. Seguro.
Friends es una de nuestras sitcoms favoritas (junto a Frasier, por ejemplo) y creo que sólo nos resultaría más histórico el terrible día en que terminen Los Simpson (somos terriblemente simpsonmaníacos, aquí).
Lo que nos preguntamos ahora es, sin Friends, ¿a quien van a copiar en las series españolas?, je je. Seguid los links, que pongo por pura autocrítica, amigos: quien no se haya "inspirado" alguna vez, que tire la primera sinopsis. ¡El error está en pensar que la gente no se da cuenta!

Ah, como aquí no se ve la nbc, va a ser que veremos el Valencia-Villarreal. Amunt!

Mababo Fritz


:: :: ::

miércoles, mayo 05, 2004



Las fotos del Fumafín 


Aquí estamos la guionista y yo, la mar de contentos, porque acabamos de hacer, tachán tachán... una

GRAN SESIÓN DE FOTOS

...sin otro objetivo que enseñaros en imágenes que es ese rollo del Farmatín... no, quiero decir el Fumasín... el FUMAFIN!! O sea, la cosa esta que hace la guionista para dejar de fumar. Hemos hecho fotos la mar de ilustrativas y... allá van...

Las fotos del fumafín
(nombre más ridículo no tenían para la cosa, no)

En esta foto definimos al enemigo: el tabaco, ese sucio compañero de tantos años que, por fin, dejará de esclavizar a nuestra guionista. Ojo a la foto, porque ella misma señala su dedo fumador con su dedo acusador. Sí, son las manos de la guionista (¿a que son de pianista, o de pollo, o algo?)




La siguiente foto nos muestra nuestras armas para combatir al enemigo, o sea, el Fumafín en sí. Como ella ha explicado, consiste en fumar Fortuna pero rodeando el paquete de un papelito donde se apuntan cuántos llevas, si son 'placenteros' o si dan asquito. Ahí lo veis, todo en verde. Lo otro es una libretita que la guionista lleva encima y donde, como podéis leer, están los apuntes de las sesiones con la psicóloga, o sea, la comida de cabeza, que la hay porque si no el papelito verde no serviría de mucho por sí solo... digo yo... Ah, mucha atención al lápiz de regalo, porque además de ser azul también lleva impresa la marca ganadora: FUMAFÍN.




No, no vale reírse de nada de eso, que va muy en serio. Va tan en serio, que la guionista también tiene un arma para combatir a aquellos que se metan con ella por intentar dejar de fumar de esta peculiar manera. Es un arma realmente destructiva, no os creáis. A mí ya me la ha sacado y me ha convencido, sí. Se trata de este papel:




¿Qué os parece? Fantástico, ¿verdad? A mí el sistema me parece un poco raro, pero me parece genial que la guionista lo intente de esta manera. Además, que no es que lo va a intentar, es que lo va a conseguir. Porque vamos, lo del papelito ya es DE-FI-NI-TI-VO. ¿A que sí?
Ahora que lo pienso, los del Fumafín deberían pagarnos por esta propaganda. O al menos hacerle una rebajita a la guionista, que dice que es caro que te cagas.

Mababo Fritz

PD: hoy no, que ya llevamos muchos posts, pero mañana prometemos publicar una fantástica foto en que veremos LA VERDADERA BARRIGA DE VUESTRA GUIONISTA EMBARAZADA FAVORITA. Inconmensurable, de verdad. Y aún tiene que crecer!! :)


:: :: ::


curiosidad 


Al mirar nuestro contador, acabo de caer el la cuenta de un hecho curioso. Esta página tiene cinco meses y 19 semanas de existencia. Nada llamtivo, desde luego. La gracia está en que la Guionista lleva exactamente cinco meses, 19 semanas de embarazo. Ya sé que este razonamiento parece una perogrullada, habida cuenta que esta página se creó para llevar un diario de esa gestación. Pero la melonada empieza a tener su miga cuando uno recuerda que los embarazos se miden en meses menstruales, de 28 días (como los lunares). De forma que, si bien el número de semanas podría ser coincidente (todas las semanas, lunares o no, tienen siete días), el de meses no está tan claro puesto que los meses solares, por los que se rige esta página, son de 31 días. La decimonovena semana siempre caerá en el quinto mes, lunar o solar, pero la decimoséptima, por ejemplo, no. Según el cómputo lunar estaría ya en el quinto mes mientras que, según el solar, aún estaría en el cuarto. No sé si me explico.

Mababo, OTTO.


:: :: ::


Fumafin 


Así se llama mi nueva terapia. Y estoy muy contenta, no creais. No sé si porque durante la primera semana no te obligan a rebajar la dosis de nicotina, o porque sólo somos dos marujis en clase, Mª Jesús (que fuma a escondidas de su marido y sus hijos) y yo.
El primer paso ha sido cambiar de marca de tabaco, aunque con la misma cantidad de nicotina que el anterior. He dejado de fumar Chester y me he pasado al Fortuna. A ver si la encuentro.
Rodea mi paquete de tabaco nacional una fajilla verde en la que tengo que apuntar cada cigarro que me fumo antes de fumármelo. Dividida por horas (las 24), he de poner un palito por cada cigarro "normal", un palito rodeado por un círculo en cinco ocasiones: el primero de la mañana, después del almuerzo, la comida y la cena y el último del día. Y un palito con una s al lado de cada uno de los que me parecen "satisfactorios".
A las 10 a.m. me he fumado uno satisfactorio. O por lo menos eso he creído a priori, porque luego de fumármelo me ha sabido igual que los otros.
Nos dieron una libreta pequeña en la que tenemos que apuntar los deberes, y que llevamos siempre encima. Junto con un lápiz que tiene el tamaño de la cajetilla de tabaco. Lo llevamos siempre dentro para anotar los cigarros en la fajilla e incidencias en la libretita.
Puede pareceros un poco de coña (por lo del nombre, y sus semejanzas con Quino), pero en realidad para mí, es muy importante. El paso más importante antes de dar a luz a un Zigotix hermoso.
Luego podreis ver los artilugios que me han dado, porque Fritz los colgará aquí.


:: :: ::

martes, mayo 04, 2004



Na de na. 


Ayer, la guionista decía que hoy pondríamos aquí una nueva ecografía de su zigotillo, porque iba de nuevo al ginecólogo. Pero nada de nada: parece ser que el buen señor tenía un aparato de ecografías no demasiado avanzado, que sólo permitía ver al pequeñajo/a en directo, pero sin grabar nada. Así que, lamentándolo mucho, hoy no hay nada que enseñar aquí, aparte de las habituales divagaciones innecesarias. Jum. De todas maneras a mí, que no soy la guionista, lo que me reconcome cada vez más, y también se ha quedado sin respuesta, es el famoso asunto del SEXO (jo jo, ahora es cuando los que buscan esa palabra en el google vienen todos).

Me refiero, claro, al sexo del zigotix (¿a qué otro me tenía que referir?) ¿Qué tendremos finalmente? ¿Un guionistillo? ¿Una guionistilla? Seguimos con la incógnita. Ayer, incluso con el ecógrafo anticuado, hubiera sido un momento magnífico para salir de dudas, pero una vez más (van dos) el pequeñuelo en cuestión no paraba de agitarse, cambiar de postura cada dos segundos y colocarse de culo, con perdón, para tomar mejor el ya famoso sol intrauterino. O sea, que no había manera de mirarle 'sus partes' como para decir.

Yo no quiero asustar a los futuros padres, je je, pero de esto se extraen claramente dos rasgos de la futura personalidad zigotera: por un lado, que el chiquillo va a ser movidito, de ésos más bien inquietos y pesaditos. Mare meua, pobres padres. Lo otro que se advierte es que además viene pudoroso, el nene, con tanto ocultarse 'el tesorito'; o sea, que no va a haber manera de que su madre lo lleve a la nudista como ella quiere y dijo en su día (aquel día en que quiso escribir a la PLAYA nudista, pero le salió esta expresión tran francófona i tan à la parisienne).

En fin, que de momento no sabemos si esta página está bien en azulito, o la ponemos en rosa, o qué. Seguramente la dejaremos como está, que cuesta mucho cambiar la plantilla.

Ah, otro apunte: la guionista supo ayer que lleva una semana más de emabarazo de las que ella contaba. Así pues, el Zigotix tiene fecha de llegada prevista a finales de septiembre, más o menos.

Ya habréis visto que ella no tenía muchas ganas de escribir hoy...

Mababo Fritz


:: :: ::

lunes, mayo 03, 2004



El sol intrauterino. 


Cuando el mundo se paraliza durante breves momentos, una tarda mucho en recuperar el resuello y seguir "p'alante". Aunque, en el fondo, intuya que no hay ningún problema, que todo va bien y lo seguirá yendo, el mundo se detiene hasta que escuchas las palabras que deseas.
Desde el jueves por la mañana, después de visitar a Julila, la comadrona exótica, tenía ese "runrún" por la cabeza, y no me lo podía quitar. Creo que es normal tener cierto tipo de contracciones cuando se empieza el quinto mes de embarazo (que más o menos es la semana 18), y también es normal sentir ciertas molestias asociadas al estado de buena esperanza de una futura madre. Lo que no es tan normal es padecer síntomas de parto prematuro,así que me lancé de cabeza al hospital (después de intentar calmarme a mí misma y pasar el día en el curro. Ya sabeis, con el cuerpo en un lugar y la mente en otro).
El servicio de Urgencias del hospital me sorprendió gratamente (sigo con suerte en cuanto a la seguridad social), y me atendió un señor mayor muy amable que me mandó dos días de reposo, "para ver". El caso es que el cuello uterino (que lo tenemos todas, no sólo las embarazadas) estaba un poco dilatado, y eso no era todo lo "correcto" que se espera en un embarazo primerizo.
En realidad ese ginecólogo, al que a partir de ahora llamaré "el señor", me tranquilizó bastante, además pude ver que Zigotix está muy bien y bastante contento de las paredes que le rodean. No paraba de moverse y hacer cabriolas, cual nadadora de natación sincronizada. Mi chico me esperaba fuera (no le dejaron entrar, porque sé de buena mano que los ginecólogos han tenido problemas con algún que otro padre energúmeno), y al verme la cara sonriente, justo en ese momento, fue cuando nuestro mundo volvió a girar de nuevo.
El domingo debía presentarme de nuevo en urgencias, "para volver a ver" como evolucionaba ese nuevo descubrimiento anatómico, el útero dilatado. Esperaba volver a ver de nuevo a "el señor", pero claro, en un hospital y en urgencias, con los turnos y el mundo interno del propio hospital sin parar de girar, no estaba.
Sí que tuve la suerte de coincidir con la misma comadrona que el jueves por la tarde. Una señora, "la señora", estupenda y muy amable.
En la ecografía intentaron ver el sexo, pero tengo un zigoto muy pudoroso que, aunque completamente espatarrado y con los brazos por encima de la cabeza, en posición de tomar el sol intrauterino, no se dejaba. Pasaba una y otra vez la máquina de la eco y se movía y movía. Aun así, me encantó descubrir que placentero viene de placenta. Porque allí dentro se está muy pero que muy requetebien.
Mi chico se moría de envidia cuando le conté todo lo que había visto. Menos mal que esta tarde vamos al ginecólogo particular, al que llamaremos Jorge, más que nada porque ese es su nombre, y primero lo compartiré con él (por eso de que es el padre), y mañana Fritz colgará la foto de la eco.

Me alegra estar de vuelta. :)

P.D: Creo que debo una explicación de tanto nombre.
1-Julila es "mi comadrona" a la que veo todos los meses
1-El ginecólogo naturista sigue siendo el ginecólogo naturista, pero no creo que vuelva a aparecer por aquí porque ya no pienso ir más a su consulta. No voy a tener un parto bajo el agua, soy demasiado cobarde.
3-"El señor" es el ginecólogo del hospital. la verdad es que tampoco creo que vuelva a aparecer por aquí. es bastante improbable volver a coincidir con él, aunque nunca se sabe...
4-"La señora" es la comadrona del hospital, con la que he coincidido dos veces. Pero a la que también se le puede aplicar el punto 3.
5- "jorge" es mi nuevo ginecólogo particular. recomendado. A partir de esta tarde él mismo decidirá si vuelve a aparecer por aquí o no.

Y ahora sí, otra vez, me alegra estar de vuelta.


:: :: ::