martes, octubre 26, 2004



chimpón 


Ya hace días que nadie escribe en esta página. Fritz y yo confiábamos en que la guionista contase algo más sobre el parto y sus sensaciones pero, como es lógico, ella ya está en otras cosas que no conciernen a este blog. Nosotros dudábamos entre dejarla como estaba hasta hoy, con un final abierto, o darle un cierre adecuado. Hemos preferido despedirnos de todos aquellos que nos han estado siguiendo durante estos meses. Hay quien prefiere las despedidas breves, por aquello de no dar rienda suelta a los sentimientos. Pero, si no das rienda suelta a los sentimientos en ocasiones como las despedidas ¿cuando coño se la das?. ¡Viva las despedidas sentidas! Yo no tengo mucho más que decir, salvo las habituales fórmulas: "ha sido un placer participar en esta idea" y "espero que nos volvamos a encontra". Muchas gracias a todos.
Otto mababo


Supongo que ahora llega mi turno...
Han pasado nueve meses desde que empezamos con esto. Recuerdo perfectamente la excitación del principio, cuando esto era un regalo y pulsé el botoncito del "create blog". Bueno. En nueve meses ha dado tiempo a que nazca una vida. No es poco. Y también ha dado tiempo a muchas otras cosas, a muchos cambios y sueños y dolores. Aquí ha quedado la huella de todo, con la esperanza de permanecer para el futuro.

Este blog se creó para celebrar la llegada de Alejandra, y para haceros a todos un poco partícipes de nuestras vidas mientras tanto. Un objetivo un poco tonto y bastante ingenuo, pero que hemos llevado a término con ilusión, con ganas y con alegría.
La guionista no está para deciros adiós, pero precisamente su nueva etapa, su cambio vital, es la mejor excusa para entender que no esté para publicaciones ni nada. Nos damos por despedidos. Entendemos que Alejandra merece más atención.

Que es como decir que ahora, para ella y para nosotros, lo único importante es la niña, y no algo tan volátil e ingenuo como este blog que toca a su fin.

Gracias a todos por todo, y hasta la vista
Fritz Mababo


:: :: ::